Carlos Hache: colores primarios e ilustración - Mercado de Diseño

Rojo, azul, amarillo: Carlos Hache



Rojo, azul y amarillo. Tres colores primarios son suficientes para explicar sensaciones, también primarias, pero, sobre todo, profundas. La sencillez y la belleza, lo básico y lo delicado son denominadores comunes en las ilustraciones y fotografías de este artista madrileño. Carlos Hache nos habla de su trabajo.


¿Quién eres? Háblanos un poco de ti.

Soy Carlos Hache, artista gráfico e ilustrador. Ahora estoy trabajando en el sector textil y lo compagino con los proyectos artísticos que me van surgiendo. Estudie diseño gráfico y posteriormente ilustración en la Escuela de Arte 10 de Madrid.

Una llama, ilustración de Carlos Hache


¿Tienes una pieza favorita dentro de tu obra? ¿Cuál es y por qué?

Siempre hay alguna pieza a la que tienes más cariño, pero me he acostumbrado a no tenerlo. Realizo las obras para mí, pero soy consciente de que probablemente acaben en otras manos.


¿Qué es lo más complicado de tu proceso de creación?

Lo que más me cuesta a la hora de crear es encontrar la inspiración disponiendo de tan poco tiempo, la búsqueda del mensaje que quiero transmitir o simplemente plantear un concepto que me llame la atención y me haga sentir cómodo y creer en él. Necesito estar aburrido para inspirarme.

Fotografía de Carlos Hache


¿Cuáles son tus referentes?

Hay muchos artistas que me inspiran, no solo del ámbito de la pintura y la ilustración. Al revés, creo que me fijo más en otros campos del arte, sobre todo de la fotografía, la moda, la arquitectura, la música etc. Además de estas fuentes, otra que siempre tengo presente es el ser humano en general, su conocimiento, su manera de relacionarse con el medio, y la fe.


¿Qué te gustaría aprender? ¿Cómo imaginas tu futuro artístico?

En la actualidad estoy aprendiendo cerámica, esto me está llevando a plantear otras formas de crear y a combinarla con el dibujo y la pintura. Me gustaría tener conocimientos en diseño y confección, e indagar en el tema de la escultura con diferentes materiales.
Espero que en un futuro, pueda o no vivir de lo que hago, siga en contacto con el mundo del arte y que nunca lo abandone.

Latido, ilustración de Carlos Hache


© Imágenes cedidas por Carlos Hache