Temple Ceramic, firma finalista del Premio MD-i - Mercado de Diseño

Conoce a Temple Ceramic, finalista del Premio MD-i



Temple Ceramic ha sido uno de los cinco proyectos finalistas al Premio MD-i a la Mejor Diseñadora Independiente del Año, que se entregó el pasado 3 de marzo en la edición #FemmeCreators.

Su creadora, Rosa Arenas, nos habla de su trayectoria como diseñadora y nos presenta su firma.


¿Quién eres? ¿Cuál ha sido tu formación?

Soy Rosa Arenas, tengo 25 años, nací en Albacete y me fui a Valencia a estudiar diseño de producto. Tuve la suerte de empezar a trabajar como diseñadora gráfica y de pattern en el estudio de diseño UO* nada más acabar la carrera, y lo compaginé con el ciclo de cerámica artística en la Escuela Superior de Cerámica de Manises. Realicé el primer año allí, y el segundo me fui a París, al École Supérieure des Arts Apliques Duperré, dónde realicé los dos cursos de formación de forma simultánea y presenté mi proyecto final de diploma. Y se podría decir que es allí donde empezó toda esta aventura.

Botellas de anís, por Temple Ceramic


¿De dónde viene el nombre de tu marca

El nombre de Temple viene de la parada de metro de mi escuela de artes en París. Es una parada de metro pequeña que utiliza la gente del barrio, que está lleno de estudios creativos y pequeñas tiendas de diseño independiente. Fue en esta parada y en las esperas que viví en ella donde me di cuenta de que quería emprender en el campo de la cerámica y el diseño, y por fin me sentía con fuerzas y con los conocimientos necesarios para hacerlo. La escuela de París me hizo ser autónoma respecto al trabajo con la cerámica, y me hizo tener el “temple” para arriesgarme y establecerme por mi cuenta y desde cero en mi recién estrenado taller en Albacete.


¿Por qué la cerámica?

La verdad es que siempre me había llamado la atención, y estando en Valencia, hice un intensivo de fin de semana en Vinalesa con Samuel Bayarri y Rafaela Pareja. Fue una muy buena experiencia tanto experimental como personal. Dos años después, para mi proyecto final de carrera volví a meter las manos en la masa, haciendo las botellas que hoy en día podría decir que son mi producto estrella. Aprendí un proceso totalmente distinto al torno, la colada en molde, y en ese momento comprendí que la cerámica era la vía perfecta para dar forma física a todas las ideas que hasta ese momento se habían quedado en el papel.

También estuve una época compartiendo espacio en El Bajito Taller, en Ruzafa, donde Irina Pérez me guío en el proceso de la cerámica hasta conseguir mis prototipos para el proyecto. Y al acabar y ver el resultado, eché la prescripción para la Escuela de Cerámica de Manises.


¿En qué estás trabajando ahora? ¿Hacia dónde te quieres dirigir?

Ahora sigo trabajando en productos de menaje, con líneas rectas y una nueva paleta de colores. Es un trabajo largo, pero tengo muchas ganas de enseñaros los resultados. También tengo bocetos y diseños de productos de escritorio. Me parece interesante introducir la cerámica en elementos que puedan amenizar nuestros momentos de trabajo. Pero mi objetivo es experimentar con el diseño de hábitat. Me encantan las luminarias, y me gustaría comenzar a diseñar lámparas y también aplicar la cerámica al diseño de mobiliario junto con otros materiales, como la madera. Pero como ya digo, la cerámica es una carrera de fondo, y hay que ir poco a poco, así que quiero centrarme en hacer una buena colección de menaje y decoración que deje clara la estética y la identidad de Temple.


¿Nos recomiendas alguna artista que te guste y/o haya inspirado en el ámbito del diseño de producto?

Me encanta el diseño de las noruegas Vera & Kyte, son capaces de crear paisajes con las formas y las texturas de sus productos; y estoy totalmente enganchada a su paleta de colores. Por otro lado, me parece muy interesante el papel que juega el equilibrio en el mobiliario de Ladies & Gentlemen Studio. Por último, y relacionado con mi obsesión por las lámparas, el Studio WM y sus trabajos son una fuente de inspiración imprescindible.

Piezas de Temple Ceramic, por Rosa Arenas


© Imágenes cedidas por Temple Ceramic